La técnica del heliograbado y fotograbado:

1.- La producción de un heliograbado en cobre se puede dividir en varios pasos: La elaboración de un positivo ampliado, él cual se utiliza para insolar sobre un tejido de gelatina fotosensible.

– La imagen, así transferida a la gelatina, se adhiere a la plancha de cobre y posteriormente se revela.

– La plancha de cobre con la imagen revelada es cubierta con polvo de resina (aguatinta) y se graba sumergiéndose en varios baños de ácidos. Una vez grabado el cobre, se procede a imprimir con un tórculo utilizando tintas especiales molidas de manera artesanal.

2.- El fotograbado en polímero es una proceso moderno en el área del grabado que brinda la opción de utilizar materiales más modernos y sencillos en su manejo. Primero se imprimen positivos ampliados. Segundo se insola la imagen, fijándola en  una plancha de polímero, posteriormente revelándose  y creando así la superficie incidida. Tercero, la plancha se coloca en un tórculo y se imprime utilizando tintas especiales.